El módulo de aterrizaje Phoenix durante el invierno marciano
NASA/JPL/La Universidad de Arizona
El módulo de aterrizaje Phoenix durante el invierno marciano
ESP_014393_2485
Inglés   Francés   

twitter  •  facebook  •  google+  •  tumblr
Cuando la Phoenix empezó a darle un vistazo al Sol hacia el final del invierno en el hemisferio norte, HIRISE decidió intentar capturar imágenes del lugar de aterrizaje a pesar de los bajos niveles de luz. El poder de la cámara HIRISE nos ayuda a ver el módulo incluso bajo estas deficientes condiciones.

Juntando las imágenes con el lugar conocido del aterrizaje, podemos identificar la carcasa, incluso difuminada por el hielo y la débil luz. Para complicar las cosas, algunas de las imágenes tienen muy poca calidad debido a la bruma atmosférica, la cual normalmente oscurece la superficie en este lugar y estación del año.

En esta imagen, el albedo (luminosidad) no indica necesariamente la cantidad de hielo. Recordemos que cada una de estas imágenes se ha modificado para obtener un buen contraste, haciendo que lo “claro” y lo “oscuro” no se pueda comparar directamente entre dos imágenes, sin realizar complejas calibraciones. De hecho, si se modificaran todas las imágenes de la misma forma, las zonas más oscuras en las imágenes ESP cubiertas por hielo, serian todavía más brillantes que el terreno, como el que rodea al módulo en la imagen sin hielo PSP_008855_2485 .

Además, otros factores afectan el brillo relativo, como el tamaño de los granos individuales del hielo hecho de dióxido de carbono, la cantidad de polvo mezclado con el hielo, la cantidad de luz del sol que llega a la superficie, y los diferentes ángulos y pendientes con los que incide la luz. Los vientos también cambian de dirección y fuerza, moviendo el hielo suelto y el polvo a través del tiempo. El estudio de estos cambios ayudará a entender la naturaleza del hielo estacional y los patrones del clima en esta zona de Marte.

La cantidad de dióxido de carbono helado incrementa hacia el final del invierno y principios de la primavera, haciendo que la capa helada se haga más gruesa en cada imagen. El grosor máximo se espera que sea del orden de la decena de centímetros, llegando a su pico en septiembre de 2009.

Desafortunadamente, la Mars Reconnaissance Orbiter se encontraba en modo seguro después de una anomalía, así que HIRISE no fue capaz de tomar una imagen en ese momento.

Traducción: Carles Fernández-Lavado
 
Fecha de adquisición:
22 de augusto de 2009

Hora de Marte:
1:44 PM

Latitud (centro):
68.2°

Longitud (Este):
234.3°

Distancia al objetivo:
312.9 km

Escala de la imagen original:
31.3 cm/pixel (con 1 x 1 binning) así los objectos de 94 cm de lado son resueltos

Escala en la imagen proyectada:
25 cm/pixel

Proyección cartográfica:
Estereografico polar

Ángulo de emisión:
4.2°

Ángulo de fase:
87.0°

Ángulo de incidencia Solar:
84°, y el Sol está localizado 6° encima del horizonte

Longitud Solar:
325.4°, invierno del norte

JPEG
Blanco y negro
proyectado  no proyectado

Color IRB:
proyectado  no proyectado

Colores combinados IRB:
proyectado

Colores combinados RGB:
proyectado

Color RGB:
no proyectado

JP2 PARA DESCARGAR
Blanco y negro:
proyectado (378 MB)

Colores IRB:
proyectado (147 MB)

JP2 EXTRAS
Blanco y negro:
proyectado  (169 MB),
no proyectado  (125 MB)

Color IRB:
proyectado  (37 MB)
no proyectado  (126 MB)

Colores combinados IRB:
proyectado  (59 MB)

Colores combinados RGB:
proyectado  (52 MB)

Color RGB:
no proyectado  (113 MB)
Etiquetas para los productos
Blanco y negro
Color
Colores combinados IRB
Colores combinados RGB
Productos EDR

Productos fotográficos
“Arrastrar y soltar” para HiView, o haz clic para descargar.

Política para las imágenes
Todos las imágenes que están disponsibles en este sitio no tienen restricciónes para usarlas. Si Ud. es un miembro de la prensa, pedimos que Ud. incluye un aviso:
Imagen: NASA/JPL/University of Arizona o NASA/JPL/La Universidad de Arizona

Adendo
El Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la NASA es el encargado de dirigir la Mars Reconnaissance Orbiter. La cámara ha sido construida por Ball Aerospace & Technologies Corp., y su funcionamiento está controlado por la Universidad de Arizona.